Algo que te incomode no tiene por qué ser un problema

A veces metemos todo lo que nos desagrada dentro del mismo saco: el saco de los problemas. Pero no tiene por qué ser así. Hay quien define la palabra problema como todo aquello que no se adapta a sus expectativas. Pues bien, aquí hay una forma de rebajar la cantidad de problemas que puedas tener: haciendo tus expectativas más realistas.

sigue leyendo

Sobre la “oferta” de trabajo que me hicieron hace algunos días

El otro día me llamaron para ofrecerme un puesto de trabajo. La empresa en cuestión era del ámbito de la inteligencia emocional.

sigue leyendo