Otro ingrediente secreto de la fórmula mágica para educar

Hace un tiempo escribí un post en el que hablaba de la fórmula mágica de la buena educación. En ella los elementos básicos eran el amor y los límites. Pero tengo que añadir otra cosa más. ¿Te imaginas cuál puede ser?

sigue leyendo