Guarda un poco de felicidad para cuando haga falta

Ayer fue mi cumpleaños y pasé un día extraordinario. A mí me encanta el 17 de mayo, es como uno de los mejores días del año para mí. Desde pequeña lo vivía con una ilusión tremenda. Mi madre me despertaba súper eufórica, me ponía un vestido especial y me hacía una fiesta con amig@s.

sigue leyendo