Algo que te incomode no tiene por qué ser un problema

A veces metemos todo lo que nos desagrada dentro del mismo saco: el saco de los problemas. Pero no tiene por qué ser así. Hay quien define la palabra problema como todo aquello que no se adapta a sus expectativas. Pues bien, aquí hay una forma de rebajar la cantidad de problemas que puedas tener: haciendo tus expectativas más realistas.

sigue leyendo

¿Por qué donde hay confianza da asco?

Ya escribí hace un tiempo sobre algo parecido, más que de amistades, hablaba de relaciones entre hermanos, que tienen mucho que ver con esto de los amigos de toda la vida. Amigos que no has escogido exactamente, sino que la vida te ha unido y que sigues manteniendo una relación porque hay vínculos que os unen.

¿Te has preguntado alguna vez cuántos de tus amigos de toda la vida, si los conocieras ahora, serían tus amigos? ¿Tendríais afinidad? Estoy segura de que algunos, hasta te caerían mal de primeras.

Creo que este es un poco el quid de la cuestión.

sigue leyendo

¿Por qué da tanto miedo ser sincero?

Está claro que decir la verdad es lo correcto, pero ¿por qué a la gente le cuesta tantísimo hacerlo? Hasta el punto de inventarse historias raras, liosas, ¿por qué da tanto miedo ser sincero? Confesar que has cometido un error, cuando engañas a tu pareja, cuando no cuentas las verdaderas razones de por qué acabas una relación…

sigue leyendo