La gente me ningunea

“La gente me ningunea y hacen que soy invisible a menudo, menos cuando les interesa. Te explico algunos ejemplos: en el trabajo, si se hace una pregunta y empiezo a contestar yo viendo que nadie lo hacía, se me interrumpe como si yo no estuviera… Si estoy hablando con  alguien la gente viene y se pone a hablar con esa persona como si no estuviera… si alguien viene hablar de un cliente mío, mi compañera hace como si fuera un tema suyo y su cliente.

sigue leyendo

No cuentes a tus hij@s todo lo que va a pasar

Los cuatro pilares del exceso que trastornan a los niños son: demasiadas cosas, demasiadas opciones, demasiada información y demasiada velocidad. Muchas veces os hablo de ellos pero hoy me voy a centrar en el de la información.

sigue leyendo

Otro ingrediente secreto de la fórmula mágica para educar

Hace un tiempo escribí un post en el que hablaba de la fórmula mágica de la buena educación. En ella los elementos básicos eran el amor y los límites. Pero tengo que añadir otra cosa más. ¿Te imaginas cuál puede ser?

sigue leyendo

Gestionando emociones en pequeñas cosas del día a día

¿A quién lo se le ha rajado un paquete de arroz, pasta o similares al ir a abrirlo? A mí, el otro día, de arriba abajo. Concretamente, éste de copos de avena.

sigue leyendo

No contestes tú cuando le hablan a tu hij@

Me gusta mucho hablar con los niños. Hacerles preguntas que no se esperan o comentarles algo un poco loco. Es para mí una buena forma de conectar con ellos. Pero a veces, cuando lo hago, no me contestan ellos, sino sus padres.

sigue leyendo

Que no te engañen

Cuando empecé a impartir escuelas de padres hace 3 años, planifiqué una serie de contenidos que desde  mi punto de vista eran los necesarios para que la educación que dieran a sus hijos tuviera en cuenta las emociones. Los padres y madres que acuden a mis cursos lo hacen por lo general con muchas ganas de aprender y mejorar. Cuando trabajamos cómo hay que hacer las cosas y se dan cuenta de lo que tienen que cambiar, a veces percibo que no se sienten bien. El miedo a equivocarse, de hacerlo mal, su juicio, su crítica… Y desde ese estado de ánimo que generan esas actitudes mentales, no se puede educar a gusto. sigue leyendo

Mi mente es como una reunión de vecinos

Me estoy leyendo “Las gafas de la felicidad” de Rafael Santandreu. La verdad es que me encanta el enfoque que le da a la psicología este hombre. De hecho lo comparto en mi forma de trabajar.

sigue leyendo

De cómo dibujé un deseo y se cumplió

Facebook me recuerda casi todos los días publicaciones de hace unos años. Hoy me mostraba esta foto de hace 4 años.

sigue leyendo

Sororidad

Ayer me llegó este mensaje escrito en los azulejos de un baño. Y a verdad es que me hizo gracia. Porque creo que todas nos podemos sentir identificadas con esa sensación de profunda amistad momentánea cuando vas al baño una noche de fiesta.

sigue leyendo

Las cosas que no nos dijimos

Me estoy leyendo un libro que me está flipando. No es un bestseller, pero es que me está haciendo reflexionar una barbaridad… ¡Ha caído en mis manos en el momento oportuno! Con lo cual, para mí, ahora, es una pasada.

sigue leyendo