¿Sabes qué sienten tus hij@s cuando sientes pena por ell@s?

El otro día compartí este vídeo en Facebook y ha suscitado alguna que otra reacción inesperada para mí.

sigue leyendo

La niña que alimenta a su hermano: ¿pena o admiración?

Los vídeos que comparto en Facebook a veces me dan muchísimo juego. Éste ha sido uno de ellos y las reacciones de la gente han dado mucho de sí.

sigue leyendo

Antídoto contra la desilusión

Llevo unos días viendo, leyendo, escuchando muchas opiniones, muchas críticas, la gente está enfadada, decepcionada, desilusionada, frustrada… No sé si esto acabará en resignación o en aceptación o en ver la parte buena de las cosas… Pero si sé que depende de cada uno de nosotr@s.

sigue leyendo

Que nadie te robe el mes de abril

Soy fan de Sabina desde antes de entender sus letras, muchos viajes en coche de pequeña con sus canciones de fondo. Precisamente, la que inspira este post, la voy entendiendo más según la voy escuchando.

Que te roben el mes de abril, yo lo entiendo como que te quiten la alegría, como que entre la tristeza en tu vida, que tengas la sensación de que te hayan robado el tiempo, una de las  muchas cosas irrecuperables en esta vida…

El probema es pensar que tienes tiempo. Buda.

El problema es pensar que tienes tiempo. Buda.

Al hombre del traje gris, a la chica de bup y a la madre de Joaquín, les han pasado cosas dolorosas, tristes, les han quitado la alegría, se han sentido engañados, decepcionados o piensan que quizá hayan invertido mal su tiempo.

La verdad es que a mí también me pone bastante triste escucharla. Sobre todo cuando me imagino a esta señora viendo Falcon Crest, marchitándose. Ay, qué pena… (es esa pena la que me llevó a buscar explicación en lo racional para no morirme de tristeza, no podía imaginar que la vida fuera tan melancólica, y aquí estoy, bienpensando).

De pequeña me embargaba la tristeza y de mayor trato de mantenerla a raya.

De pequeña me embargaba la tristeza y de mayor trato de mantenerla a raya.

No quiero cargarme esta canción, pero si la analizo desde la inteligencia emocional, cosa que necesito para que la pena no me embargue, me doy cuenta de que, sí, les han podido pasar cosas muy desagradables, difíciles de superar en un primer momento, pero de todo se sale. SÍ, DE TODO. ¿Se olvida? No, hombre, no, que la inteligencia emocional no pretende que nos quedemos amnésicos. Se supera, se comprende y uno toma su responsabilidad en lo que le ha pasado no para culparse, sino para tratar de no repetir en un futuro.

Y si no me crees, aquí te dejo un ejemplo de un chaval que se quedó sin familia un día. Dudo mucho que haya sido fácil superarlo, pero lo ha hecho. Ha seguido adelante y eso es lo importante.

Si el hombre del traje gris se dio cuenta de que había estado perdiendo su juventud en un trabajo mediocre, aún está a tiempo se remediarlo. Mientras hay vida, hay esperanza.

La chica de BUP… tuvo una primera mala experiencia en el amor, bastante mala, pero si tuvo el hijo, probablemente crea que es la mejor decisión que ha tomado. Con toda la vida por delante… seguro que pudo aprender a tomar mejores decisiones.

Y en cuanto a la madre… Marchitarse en el sofá derrotada… ¡no mola nada! Seguro que disfrutar de la libertad que le da la soltería o conocer a otros hombres, entre infinitas opciones, podrían ser salidas de ese salón apagado.

No sé si es que tengo que luchar contra mi propia tristeza, contra la que me generan estas historias, o simplemente quiero que nadie escuche esta canción y decida marchitarse lamentándose de lo que le han quitado… ¡No seamos víctimas! Es mejor ser feliz y eso no deja de ser una elección. Sí, hay que estar triste cuando el cuerpo lo pide, pero que dure lo justo.

Os deseo un “mes de abril” propio, con vuestros propios objetivos, en el que decidáis, en el que seáis protagonistas de vuestras historias y conscientes de vuestras posibilidades.