Lo que puedes hacer por tu hij@ para que no sea una víctima de bullying

¿No os sorprende que hoy en día haya tanto bullying? Aunque si miramos al pasado… ¿acaso no se habían dado siempre estos comportamientos entre chavales?

sigue leyendo

Mis vacaciones no han sido lo que esperaba

No pasa nada si tus vacaciones no molan. Yo pensaba que sí, pero no.

sigue leyendo

Otro ingrediente secreto de la fórmula mágica para educar

Hace un tiempo escribí un post en el que hablaba de la fórmula mágica de la buena educación. En ella los elementos básicos eran el amor y los límites. Pero tengo que añadir otra cosa más. ¿Te imaginas cuál puede ser?

sigue leyendo

Madres hartas de sentirse “demasiado” estrictas

El otro día una buena amiga me envió este post. Está publicado en el blog www.loscarcolano.com. En él una familia que se define “más o menos normal” cuenta sus experiencias de todo tipo. Pues me encantó el enfoque que dan a la educación.

sigue leyendo

A ver si vas a ser el peor jefe que has tenido nunca…

Creo que nos han comido el coco con eso de la jornada laboral. No sé, ocho horas es un montón de tiempo. Aunque te encante tu trabajo.

sigue leyendo

Comodidad, facilismo y hedonismo: términos contrarios a educar.

Hace un año y medio asistí a un curso sobre redes sociales. En él, hicieron hincapié en que tuviéramos claro el mensaje que queríamos trasmitir con nuestras publicaciones. Mi lema “Piensa bien y te sentirás mejor” me obligaba un poco a que la sensación a transmitir fuera “sentirse mejor”.

Cuando te embarcas en un proyecto, no sabes muy bien cómo va a evolucionar. Mi trabajo con padres y madres es ahora mismo lo que copa la mayor parte de mi actividad. Pero me encuentro con la dificultad de que “sentirse mejor” sea el mensaje a transmitir.

sigue leyendo

100 cosas que lograste ayer (y no te conozco de nada)

Como comenté en el post de la semana pasada, has logrado muchas cosas en tu vida. Aquí la lista de lo que lograste ayer.

sigue leyendo

No tardes demasiado en darte cuenta

El otro día me llegó por alguna red social un mensaje que decía algo así como “Te pegaste toda la vida esperando a que sucediera el milagro sin darte cuenta de que el milagro eras tú”.

Y me gustó un montón.

sigue leyendo

Y tú, ¿perdonas u olvidas?

Se nos ha planteado siempre esta dicotomía como única forma de reaccionar ante los agravios. Pero desde la inteligencia emocional, no es correcto.

sigue leyendo