No cuentes a tus hij@s todo lo que va a pasar

Los cuatro pilares del exceso que trastornan a los niños son: demasiadas cosas, demasiadas opciones, demasiada información y demasiada velocidad. Muchas veces os hablo de ellos pero hoy me voy a centrar en el de la información.

sigue leyendo

Mis vacaciones no han sido lo que esperaba

No pasa nada si tus vacaciones no molan. Yo pensaba que sí, pero no.

sigue leyendo

Otro ingrediente secreto de la fórmula mágica para educar

Hace un tiempo escribí un post en el que hablaba de la fórmula mágica de la buena educación. En ella los elementos básicos eran el amor y los límites. Pero tengo que añadir otra cosa más. ¿Te imaginas cuál puede ser?

sigue leyendo

¿Para qué sirven las emociones desagradables?

Así como los órganos de los sentidos nos dan información sobre lo que nos rodea a nivel sensitivo, las emociones nos dan información sobre cómo nos sientan las cosas. Algunas son agradables, otras no.

sigue leyendo

Gestionando emociones en pequeñas cosas del día a día

¿A quién lo se le ha rajado un paquete de arroz, pasta o similares al ir a abrirlo? A mí, el otro día, de arriba abajo. Concretamente, éste de copos de avena.

sigue leyendo

¿Tienes más miedos desde que tienes hij@s?

Si os preguntara qué emociones son las que más sentís desde el momento en el que habéis tenido hij@s, ¿cuáles serían? Estoy convencida de que muchas de ellas son emociones agradables, como el amor, la alegría, la plenitud, el cariño, el disfrute… Pero hay otras, menos agradables, que hay que saber gestionar.

sigue leyendo

Mi mente es como una reunión de vecinos

Me estoy leyendo “Las gafas de la felicidad” de Rafael Santandreu. La verdad es que me encanta el enfoque que le da a la psicología este hombre. De hecho lo comparto en mi forma de trabajar.

sigue leyendo

Procrastinar la preocupación

Debería leerme lo que escribo con más frecuencia, porque me sienta muy bien. Debería… Consejos vendo pero se me olvidan. Hasta que no me veo muy apurada, no lo hago.

sigue leyendo

De cómo dibujé un deseo y se cumplió

Facebook me recuerda casi todos los días publicaciones de hace unos años. Hoy me mostraba esta foto de hace 4 años.

sigue leyendo

A ver si vas a ser el peor jefe que has tenido nunca…

Creo que nos han comido el coco con eso de la jornada laboral. No sé, ocho horas es un montón de tiempo. Aunque te encante tu trabajo.

sigue leyendo