No pasa nada y, si pasa, se le saluda

Hoy no se me ocurre nada sobre lo que escribir…

Será que para ser junio, casi apetece volver a encender la chimenea y que haga frío a estas alturas me afecta…

Será que no estamos siempre igual… Y, ¿no pasa nada, no? Y si pasa, se le saluda… como el título de un libro que cada vez tengo más ganas de leer.

No sé si irá sobre esto, pero tengo ganas de aprender a no darle tanta importancia a las cosas que no la tienen.

Pienso mucho, demasiado, voy a tener que retomar sabias costumbres como meditar y parar el pensamiento.

¿Y qué si un día no se me ocurre nada? Pues que hasta puedo hablar de ello…

¿Y qué si no soy siempre súper ocurrente?

¿Y qué si un día meto la pata?

¿Y qué si no me apetece darle conversación a alguien? (Vivo en un pueblo, no lo olvidéis…).

¿Y qué si me permito ciertos errores?

No pasa nada…

Hoy me he levantado una hora más tarde de lo normal… Me apetecía… Y me lo he permitido. Llevo varios días en los que he bajado mi exigencia. Tengo menos trabajo y me lo puedo permitir. Para mí es todo un aprendizaje. Esta autodisciplina que llevo al trabajar en casa, si me despisto, se me va de las manos y se convierte en una dictadura.

Una buena autodisciplina es aquella que te permite cierta flexibilidad, una vez que la has instalado en tus costumbres.

Ahí empieza la libertad. Ahí empieza el no tener miedo a descontrolarse. Ahí empieza el saber que porque un día duerma una hora más, no voy a hacerlo todos los días y se me va a ir de las manos.

No pasa nada porque hoy no esté inspirada. De hecho, admitirlo y no forzarme a escribir algo súper positivo, creo que hasta me puede liberar de cierta tensión y puede dinamizarme la creatividad para futuros posts.

Y todo esto se reduce a una cuestión de autoestima. ¿Qué espero de mí? ¿Ser siempre ocurrente o mostrarme humana con días buenos y días menos buenos? La segunda opción me hace sentir mejor. ¿Qué dice de mí que algo que yo hago tenga un resultado mediocre? Nada más que eso. Aunque para empezar habría que desmontar qué es eso de resultado… ¿Los “me gusta”? ¿El número de veces que ha sido compartido un post? ¿El alcance en Facebook? ¿Que todo eso suceda hoy? Creo que con que yo me quede medianamente satisfecha, el resultado ya es bueno y creo que debe ser el único que cuente. Todo lo demás que venga de propina.

Y por lo que siento después de escribir esto, creo que al final, estoy satisfecha.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.