Control parental “ON”

“No controles” decía la canción. Porque sentirnos controlados es un rollo. Pero controlar, a pesar de parecer una forma de “dominar”, también es agotador y desgasta las relaciones. Que estén pendientes de todo lo que haces y de cómo lo haces, notar unos ojos clavándose en tu nuca… no mola.

sigue leyendo