Que mi hij@ no pase lo que yo pasé

Esta frase yo la he escuchado mucho y vertebra muchas de las decisiones que se toman con respecto a la crianza y educación de l@s niñ@s.

sigue leyendo

Si quieres que tus hij@s sean felices en este mundo, tendrás que enseñarles

Hace poco escribí sobre lo que hacemos en el día a día para contribuir a la felicidad de l@s niñ@s. Pero unos meses después le he dado otra vuelta a este tema. Probablemente era lo que quería escribir en ese post anterior, pero a veces empiezo con una intención y acabo escribiendo otra cosa.

sigue leyendo

Y tampoco me ha ido tan mal…

Si te dieron algún bofetón, si veías películas que no eran adecuadas a tu edad, si tus padres discutían delante de ti…

sigue leyendo

Seguro que crees que no educas con sobreprotección

Pero esto es como el que es pesimista, que le preguntas si lo es y probablemente te diga que no, que es realista.

sigue leyendo

Minimizar los celos antes de que exista un segundo hermano

Varias veces en terapia he tenido que trabajar el tema de los celos entre herman@s. Cuando una pareja me dice que van a tener un segundo hijo, me dan muchas ganas de ayudarles a prevenir lo que probablemente puede suceder. A veces me meto donde no me llaman, pero la prevención ahorraría tantos males…

sigue leyendo

A tu hij@ le van a pasar cosas malas

Siento ser yo quien te lo diga, pero es así.

sigue leyendo

Cuando te enfadas… ¿Seguro que estás enfadad@?

El otro día, escribiendo sobre educación, toqué el tema del enfado como actitud muy recurrente a la hora de educar a l@s crí@s. Pero también creo que es una actitud simplemente muy frecuente, pero poco constructiva.

sigue leyendo

No se puede llevar a cabo la educación del@s niñ@s sin aplicar consecuencias

Las consecuencias, que no tienen demasiada buena fama hoy en día en la educación, son una herramienta facilitadora de la educación.

sigue leyendo

¿Sabes si llevas puestas las gafas del autoengaño?

El autoengaño es el principal obstáculo con el que nos encontramos a la hora de intentar mejorar en el mundo del comportamiento y las emociones. Porque nos convencemos de que no lo necesitamos, de que no nos pasa, de que no es para tanto…

sigue leyendo