Los padres que decidieron ser honestos con su hija sobre los regalos de Navidad

El otro día unos padres me comentaron que a su hija le han dicho desde un principio que los regalos que recibe todas las navidades, no se los “traen” los Reyes ni Papá Noel. Era la primera vez que conocía a alguien que lo había hecho: se había atrevido a desafiar la idea de que hacerlo podía suponer cargarte la ilusión y la inocencia de los niños. Aún estoy asombrada.

Yo no tengo hijos y, por lo tanto, hay sentimientos que no puedo experimentar, con lo cual el posicionamiento en este tema, no sé por qué en este en concreto, se me hacía complejo. Pero después de conocer esta experiencia, lo veo todo más claro.

Resulta que estos padres no querían engañar a su hija, no querían mentirle, ni tampoco que no viviera la Navidad. Así que le contaron la tradición como ellos la viven: transmitiéndole que es una historia, como quien cuenta una leyenda, de algo que sucedió hace muuuuuuchos años y que ahora se rememora celebrando la Navidad, y entre otras cosas, se recrea el belén o la cabalgata de reyes, como se hace con la Semana Santa.

La niña recibe regalos en las fechas indicadas, pero sabe que los compran sus padres. Y está conforme. Ella sabe que hay muchos niños que no saben esto, y guarda el secreto. Y vive la navidad a tope. Tiene ilusión, le encanta vivirla como la viven otros niños, pero sabiendo la verdad.

prepararse-para-la-navidad-con-ninos-2

Este tema empezó a inquietarme hace unos meses, cuando preparando una sesión para el curso de Alfabetización emocional para adultos, titulado “Ilusionarse sin ser iluso”, buceé en los adentros de la conducta humana para ver por qué nos costaba tanto ilusionarnos. Y descubrí que nos cuesta tanto porque no sabemos cómo afrontar la desilusión, nos puede, nos sentimos bastante indefensos ante ella. Y profundizando un poco más, di con una de las primeras desilusiones que vivimos siendo niños: la de descubrir que algo en lo que depositábamos un montón de ilusión, magia, inocencia, algo en lo que creíamos, NO EXISTE. Pero creo que lo más grave de todo es de quién proviene el engaño: de las personas en las que más confiamos, NUESTROS PADRES. Y la cara de tonto que se te queda…

Te sacan de una inocencia de la que se han aprovechado (con sus mejores intenciones, seguramente) sin pedirte permiso, te hacen crecer de repente y todo deja de brillar y de ser mágico.

Y dejamos de hacernos ilusiones.

Quizá esta reflexión a muchos os parezca exageradísima, pero aún no conozco una forma de decirle a un niño que los reyes son los padres sin que se lleve un buen berrinche. Aquí os dejo un ejemplo de cómo lo hace un padre con su hija, con sus mejores intenciones, pero… Juzga tu mism@: https://www.youtube.com/watch?v=0zQehS7ghwU

Mi intención con este post no es juzgar a nadie, cada uno que haga lo que quiera, eso es muy importante, pero a los padres que les gustaría aprender a gestionar este tema, les animo a que conozcan ejemplos como este. ¿En qué ha consistido?

  • En no mentir a los hijos deliberadamente sobre algo innecesario. Los niños tienen un pensamiento mágico que desarrollar, al margen de los Reyes magos. Siempre pueden creer en los duendes, los dragones o las hadas, hay adultos que también lo hacen, es una cuestión de creencias.
  • Se puede celebrar la Navidad igual, con sus regalos y demás, pero sabiendo la procedencia real.
  • Contar desde el principio la verdad, sin juzgar a los demás.
  • Transmitir a tu hijo la importancia de respetar las creencias de los demás, lo que supone no contar “la verdad” al resto de niños, no porque esté mal, sino porque se le haya hecho entender que son opciones y que les dolería a los otros niños que lo hiciera.
  • Quizá puede parecer difícil, pero sé que a estos padres les está saliendo bien y les está permitiendo ser coherentes con ellos mismos, lo que les aportará tranquilidad y solidez a la hora de educar a su hija.

Espero que os haya parecido interesante este post. Simplemente quería transmitir que siempre hay formas para casi todo.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

69 comentarios

  1. Todo depende de cómo se hace. Si se le da o no una alternativa de celebración. Los niños fantasean pero también cuestionan. Y definitivamente si se crea confianza en la palabra de los padres, la relación se ve fortalecida. Una buena comunicación es la clave. En este tema, mis padres lo aplicaron conmigo y yo lo aplico con mis hijos, en todos los aspectos de nuestra relación.

  2. A mi nunca me hicieron creer en papá noel ni en los reyes y les puedo asegurar que estoy agradecida con mis padres por no mentirme. Tambien orgullosa de ellos. Igualmente siempre disfruté las fiestas y tenía ilusión. Sabía que era por historias muy antiguas, de todas formas a los reyes les dejaba agua y pasto, y me encantaba que al otro día ya hayan desaparecido! Es la magia de ser niño, uno disfruta igual. Defiendo la idea de no mentirle a los niños. Claro que cada uno elije su propia forma de crianza. Cuando llegue mi momento de ser madre tendré que ponerme de acuerdo con el padre, hay que respetar la decision de ambos…quiza esa sea la parte mas dificil.

    • Muchas gracias Adela por tu experiencia. Gracias a ella, muchos padres y madres verán que no se les quita la ilusión ni la magia si se es honesto con l@s hij@s. Y además, no sufren el perjuicio de ser engañados. Un saludo!

  3. No me gusta pensar en la figura de los Reyes magos como en una mentira… Yo no recuerdo a qué edad descubrí la verdad, pero sí recuerdo perfectamente el ormigueo en el estómago al despertar por la mañana y encontrar la sorpresa de los regalos. Recuerdo la ilusión de pensar que los Reyes Magos en persona habían visitado esa noche nuestro salón.
    A mí no me parece una mentira. Me parece una tradición mágica y entrañable para los niños. Y a mí, con 34 añazos que tengo, me sigue ilusionando la Navidad. Me gusta pensar en las personas a las que quiero y encontrar el detalle que les hará ilusión encontrar bajo el árbol. Me gusta preparar con mis hijas el tazón de leche con galletas para que sus Majestades repongan fuerzas. Me gusta envolver los regalos, escribir los nombres, y mirar sus caras iluminarse cuando los abren.
    Consumismo? Mentiras?
    Es que acaso no decimos mentiras casi a diario? Le decimos al que nos da un pisotón sin querer que no ha sido nada. Le decimos a quien llegó tarde a la cita que sólo llevábamos esperando un par de minutos. Le decimos a quien nos cuenta su enfermedad que todo saldrá bien.
    Por qué mentimos? Pues porque no todas las mentiras son malas. Hay mentiras que ilusionan, que alegran, que motivan, que tranquilizan, que embellecen…
    Yo tengo dos niñas, y me parece más importante que, ahora que pueden, crean en la magia. Ya llegará el día en que no crean, y entonces les corresponderá a ellas preparar la magia para otros más inocentes.

    • La figura de los Rayes Magos no tiene por qué ser una mentira, es una creencia. Pero sí es mentira que ellos sean los que hacen los regalos a los niños.
      Como comento en el post, hay padres que han decido ser honestos con sus hijos y el hormigueo en sus estómagos, sigue existiendo.
      Ilusión y honestidad no tienen por qué estar reñidas.
      Pensar en las personas que quieres y buscar lo que les va a gustar y ser honesto, no está reñido.
      Se pueden envolver los regalos y poner el nombre en cada uno de ellos igualmente.
      Los ejemplos que pones de mentiras diarias son decisiones propias. Si algo te hace daño, dilo. Si te molesta que sena impuntuales contigo, dilo. Porque si no, seguirán siéndolo. Cuando a alguien le dices que todo saldrá bien cuando está enfermo, quizá le estés animando simplemente. Además, en este caso, no sabes si va a salir bien o no. En el caso de que sepas que va a salir mal, le estás engañando.
      Decir que todas las mentiras son malas sería demasiado, no soy capaz de contemplar todos los tipos de mentiras.
      Pero no conozco nadie que agradezca que se le haya mentido en ningún momento. Sentirse engañado nunca es una sensación agradable.
      Y menos cuando quienes te han mentido son las personas más importantes y en las que más confías: tus padres.
      Por lo que veo en el caso de los padres que comento en el post, esa magia se puede crear igualmente siendo honestos.
      Educar un valor como la honestidad y mentirles a tus hijos jugando con su inocencia creo que no es compatible.
      Es igual que el anuncio de este año de la lotería de Navidad: http://bienpensar.com/desmontando-la-manipulacion-emocional/

  4. Muy buen post, yo igual que varias personas, desde que tengo uso de razón sé que es una tradición lo de los reyes magos, tengo un hijo de un año y creo que de igual forma tratare de decirle la verdad, y una de las razones seria porque, ya no es un conflicto el tener o no una ilusión sino porque los medios lo manejan de un modo muy banal y la sociedad no sabe inculcárselo con amor a su hijos, vemos en la tele que a fulanito le trajeron un dispositivo electrónico, el más caro y novedoso, y en otras partes del mundo a otros niños le trajeron lo más humilde y a mí me da tristeza que por cómo se ha ido transformando las tradiciones a un niño le están creando conflictos emocionales.

  5. Los Reyes no exsten, papa noel tampoco, no queremos engañar a nuestros hijos pero sí se les cuenta q el día 24 nació un niño en un pajar fruto de una Virgen!!!???? Anda ya…eso sí es una grandísima mentira y no la de los Reyes q les llena de ilusión…yo creí en ellos y ni siquiera me acuerdo de como me enteré de la verdad, vaya, q marcó muchísimo mi vida ( modo irónico on)

    • Que los reyes les traen los regalos sí es mentira, es un engaño. A través de este post he conocido diferentes experiencias de la gente y muchos recuerdan descubrir la verdad como algo que les desagradó mucho, pero al igual que a ti, también hay mucha gente que no recuerda esto como nada especialmente molesto. Influyen muchas cosas, pero hay de todo.

  6. Muchas gracias por compartir esta reflexión. Mi pareja y yo tenemos un hijo de 3 años y desde antes de su nacimiento nos preguntamos qué haríamos acerca del tema. No somos religiosos, pero ella se creó creyendo en el Papá Noel (en nuestro país es quién les trae los regalos a l@s niñ@s). Yo, en cambio, no. Pero esta ilusión mis padres no la estimularon en mí porque pensaban que la fecha se había convertido en una celebración del consumismo – y me contagiaron con este sentimiento. Pues resulta que yo, cuando tenía 9 años, en la Navidad me enfadé muchísimo al ver un Papá Noel que llegaba en helicóptero entre una multitud de niñ@s desesperados por los regalos que traía, y yo les gritaba a tod@s: “¿¿¿es que no veis que los están engañando??? ¡¡¡Esto es una farsa!!!”

    No le quiero hacer lo mismo a mi hijo, no quiero transmitirle tanta negatividad y a la vez un sentimiento de superioridad por conocer “la verdad”. Pero estoy de acuerdo con los padres del artículo, tampoco le quiero engañar. Me quedo con la sugerencia de cómo hacerlo.

  7. La decepción más grande de mi vida no fue enterarme de la verdadera proveniencia de. Los regalos de navidad, sino se tormenta engañada por las dos personas más queridas y admiradas en mi mundo infantil. Cuando tuve hijos, decidí, junto con mi esposo, nunca engañarnos de ese modo. Siempre supieron que los regalos venían de parte nuestra y que el Niño Dios nos ayudará a tener salud y trabajo. Ahora ya soy abuela. Espero que tampoco mis nietos tengan que pasar por la misma decepción que yo viviera de niña.

  8. A mi me criaron “jugando a la Navidad”. Es decir, siempre nos dijeron que Papa Noel y los reyes no existían como tales y que los regalos provenían de nuestros padres, pero que jugaríamos a la Navidad. Mi padre nos decía que fuéramos a la puerta a ver el cielo y abría la ventana y dejaba los regalos bajo el árbol, el que decorábamos con mucho gusto y paciencia en el día correspondiente para continuar con la tradición.
    Es al día de hoy que mis padres me recuerdan que nos contaron la verdad y que lo tomábamos como un juego y sin embargo yo no lo recuerdo. Recuerdo tratar de nido rime por la noche, con mi hermano, con el fin de “descubrir” que los reyes no eran los reyes sino mama y papa dejando los regalos en la oscuridad.
    Lo que si, no recuerdo en absoluto es la desilusión de tal “descubrimiento”, y es porque nunca hubo una mentira!
    Por o tanto hoy adulta tengo hermosos recuerdos de las fiestas y ninguno de desilusión por la traición de mis padres y si hay algo de lo que estoy segura (en medio de todas las dudas que me genera ser ahora madre) es que haré lo mismo con mi hija. No le robare la diversión de las fiestas pero me niego a mentirle!
    Saludos y felicitaciones por la nota tan interesante

  9. Saludos, yo tengo un niño de 5 años, él siempre ha sido muy suspicaz, curioso, y desde los 4 años sabe la verdad, no la comenta porque sabe que otros niños no conocen esa realidad y no quiere quitarles la ilusión. Él, cada vez que sucede algo, respecto a este tema u otro en el que se ha engañado, siempre me pregunta “porqué me has mentido? Porqué me has engañado?” Y su enfado es más grande por las mentiras que se le ha dicho que por conocer la verdad. Además saca sus conclusiones, él sabe que un ratón no le va a traer dinero porque perdió su diente. Le da la vuelta y se da cuenta por si solo que esto no es posible. No nos sentimos mal por haberle dicho, ya que primero el se dio cuenta solo y segundo se enoja por ser engañado.

  10. Vivo en Noruega. Allí se usa que todos se hagan regalos a todos entonces los niños, desde el jardín de infantes ya andan haciendo “regalitos” para sus seres queridos, Un dibujo para los abuelos, una piña de pino pintada para su hermano,… y así se sigue. es decir: desde el vamos saben que los regalos son de ellos mismos y son los regalos lo que produce la hermosa ansiedad. Los padres suelen disfrazarse de Papa Noel pero cuando sus hijos tienen ya 4 años se dan cuenta por si solos y eso no empeora las ganas de pasar la próxima navidad.
    Esmerarse para evitar que la mentira no sea descubierta puede dar malos frutos al enterarse los niños que los mayores mienten.
    Nosotros pasamos siempre la nochebuena con familias con otros niños y nunca pasamos una aburridos.Y los chicos amaban esas fiestas. Aun sin pesebre ni mentiras.

  11. Yo me he criado sabiendo que los “Reyes Magos” eran los padres, de hecho, en mi casa estaban los regalos de reyes de mi tía, los regalos de reyes de mi padre, etc. Y siempre nos regañaban si pedíamos juguetes o cosas caras, porque era un desembolso grande para mis familiares.

  12. Yo crecí así tal cual, sabiendo la historia real, que mis padres eran quienes compraban los regalos y sabiendo que era un secreto q debía guardar. Y eso es lo único absolutamente lo único q no me gusto de mi niñez, recuerdo con pena la ilusión de los demás niños y yo mirándolos sin entender (en mi mente de niña) porque ellos eran tan felices al hablar de que vendría ese personaje a entregarles regalos y para mi era “simplemente” mis padres entregando regalos… Lo mismo cuando “veían” a santa y lo renos en el cielo… Y yo tenía sensación rara entre confusión incluso a q era verdad y a mi me habían mentido. Para mi la Navidad era un día más, donde recordábamos el nacimiento de Jesus, pero mis padres me hacían regalos a mi.,, nada de magia, nada distinto, lo más emocionante era abrir regalos, pero ¿porque para los otros niños era toooodo emocionante y con ansias esperaban el día? Porque había otra ilusión! Ese mágico personaje q todos querían ver!! Y en el fondo yo tb quería sentir eso y no podía, hoy de grande es tema en la mesa familiar cuando mis hermanos y yo tenemos reuniones familiares con mis padres! Todos opinamos igual, le amamos a ellos! Muy amorosos como padres y somos muy unidos, pero ¿porque nunca nos dejaron creer? Ilusionarnos ? Eso único, absolutamente lo único que mis hermanos y yo hubiéramos deseado que hubiese sido distinto! Por eso mis hijos si creen en santa! Si creen en la magia! y nada, nada más bello que ver caritas sorprendidas al abrir regalos de ese mágico personaje que les trae justo lo que ellos deseaban!

    • Muy interesante tu aportación para reflexionar sobre ella. ¡Gracias!

    • Sabes fran es verdad lo que tu dices.
      Yo a mi hija de 9 años que tiene hoy le he tratado de explicar siempre la verdad pero ella pone carita triste y al rato o al otro dia me habla y sigue creyendo.
      Se niega a saber que la magia e ilucion no existe.
      Asi que decidi a vivir con ella y hago participe al papa’ y su hermano que hoy tiene 18 años que respetemos y cumplamos sus sueños.
      Bueno es mi caso.
      Todos los niños no tienen los pensamientos sentimientos de pensar iguales. Pero bien.
      Una cosa eso si yo no les miento en la vida cotidiana.
      Mi hija eligio y lo respeto.
      Lo mismo hago con la religion mis 2 hijos no lo e bautizado ellos eligiran un dia la religion o en que creer.

  13. No estoy de acuerdo. Para mi saberlo no supuso algp dramático, lo contrario xq tenía hermanos pequeños y me hizo sentir mayor. Se lo pregunte directamente a mi madre y le dije q quería saber la verdad y entonces (en 3° curso) ella me lo dijo. Si q sentí decepción x la ilusión pero no xq me hubieran mentido xq al fin y al cabo cuando yo le dije a mi madre q fuera honesta lo fue.

    • Bueno creo que es una experiencia que está bien compartir. No hace falta estar de acuerdo. Cada un@ vive las situaciones de manera diferentes!

  14. Hola! Genial lo que escribiste, ayuda a reflexionar a muchos y muchas. En cuanto a la histiria del pascuero. Aqui ya coboces otra mamá que dijo la verdad. Mi hija ya tiene 15 años y le encanta la navidad pero mas que por los regalos(no pide, ni pidió nunca nada porque dice que no es su cumpleaños) lo que le gusta es disfrutar el espiritu navideño. 🙂

  15. Gracias por el post, el tema es muy interesante. Llevo mucho tiempo intentando encontrar personas que piensen como yo sobre esto. Tengo un niño de 4 años, al que desde bebé he decidido no mentirle en nada, hago mucho hincapié en eso, explicándole a él cuando cuenta alguna mentira la importancia de la verdad… El problema con el tema de navidad es que desde hace un par de años, pero sobre todo desde el año pasado, el resto de la familia, incluido su padre, le han hecho creer en la versión “oficial” y yo no he logrado imponerme, seguramente por que no estaba muy segura de que hacer. Ahora me encantaría poder decirle la verdad, conservando la ilusión, y no se como, por que a estas alturas ya va ser una desilusión para el…pero no estoy tampoco conforme con continuar con la versión oficial durante los años próximos.. y la verdad no se como hacer… si tenéis ideas, o experiencias parecidas a la mía, soy toda oídos! 🙂 gracias!!

    • Muchas veces, tratar el tema con naturalidad es lo mejor. Puedes comportarte como desearías sobre ese tema y si empieza a hacer preguntas, puedes decir que a ellos les gusta hacerlo de esa manera, como si fuera una especia de representación teatral, como se teatralizan otras costumbres culturales como la semana santa, por ejemplo. Al hilo de este tema, me comentaron que una niña sabía la verdad sobre la procedencia de los regalos de navidad porque su madre no se la había ocultado en ningún momento, pero su padre no lo sabía (padres separados) y la niña vive con naturalidad ambas formas de vivir la navidad y el tema de los regalos.

  16. Yo desde antes de nacer nuestra hija ya tenía muy claro que no le iba a contar semejante cuento…que unos señores bajan por la chimenea y dejan regalos en todas las casas……sin comentario.
    A mí,ya de niño, me dejaron claro con la forma en la que nos daban los regalos de Navidad que eran mis propios padres los que nos los regalaban.
    Mi hija está encantada con la Navidad, le produce mucha ilusión hacer el árbol de Navidad, las luces, las comidas en familia. Ambos disfrutamos de hacernos regalos y de saber quién nos los hace.
    Estoy totalmente de acuerdo en que la primera gran desilusión en un niño es cuando se entera de que los reyes o papa Noel no existe y que han sido las personas en las que más confía, las que le han engañado, abusando de su inocencia.

  17. Hola, yo recuerdo el momento en que ese personaje magico, bondadoso y grande, se esfumo, y con ello, desaparecio todo lo que significaba la temporada, ahora soy madre, y no les negamos a nuestros hijos la riqueza de las luces, las decoraciones navideñas de nuestra casa, el llenar el arbol de regalos, laa cenas familiares, las hermosas oportunidades como familia, pero a eso, les enseñamos como Dios ha bendecido el trabajo de papi y mami para que ellos puedan recibir regalos y tambien ellos puedan dar a otros como a sus amigos. La temporada No es traumatica, y ellos saben que otros niños si creen en santa, y saben que deben respetar eso de los demas, ya 10 años y nuestros muchachos disfrutan estos preciosos dias, la magia de la navidad es hacer innolvodable la temporada como familia.

  18. En casa además de los regalos que pueda traer Papa Noel o los reyes, la familia como se quiere también se hace regalos.Me gusta que tengan esa idea . También es práctica para que entiendan por qué su amigo que se porta fatal tiene super regalos (son de la familia). Y además es divertido para ellos cuando ven que su abuela abre un regalo de Papá Noel y ellos saben que fuimos juntos a buscarlo (es nuestro secreto).
    Cuando se enteran de cómo es de verdad, no hay ningún trauma.

  19. Tenemos 7 hijos , hoy adultos.La Navidad siempre fue para ellos . el cumpleaños de Jesus! Y los Reyes Magos hombres sabios que estudiaban y un día decidieron viajar a conocer un niño especial. Los regalos: En Navidad, para recordar el cumpleaños de Jesús nosotros sus padres les entregabamos un regalo en recuerdo de ese dia en que ese niño nació. En fiesta de Reyes, dejaban sus zapatos junto al pesebre y sabian que nosotros al igual que un día lo hicierons esos tres hombres sabios, les haciamos un regalo pero en este caso a nuestros niños, representando ese momento en que tres Reyes homenajearon a ese otro niño , Nuestro Jesús. Todas las Navidades ibamos ,a Misa de Navidad, antes de la cena y los regalos, Porque primero debia nacer el bebe Jesús! Si los hubieramos engañado, el dia que la verdad se presentara, no iba a ser nada mas que una fantasía. De la forma que decidimos hacerlo, Jesús existio, Hijo de Dios u Hombre Historico, y los Reyes nunca dejaron de ser una verdad historica, Por eso nunca tuvieron que decir, LOS REYES MAGOS NO EXISTEN! sino , LOS REYES MAGOS EXISTIERON!

  20. Un 100 para esos padres .mi esposo y yo hace ya 36 años decidimos decirles a nuestros cuatro hijos lo mismo y a nuestros cinco nietos y los que vengan igualmente y si vieseis las caritas que ponian y que ponen no tiene precio creo que lo importante es el amor con quee entregamos los regalos y como les hacemos saber qye son muy importantes para nosotros. Y …. Porque hubo un niñito hace 2000 año que vino a nacer en betlen para dar su vida por todos nosotros y darnos el mejor regalo la vida eterna. ENMANUEL DIOS CON NOSOTROS. JESUCRISTO EL SALVADOR.

  21. Respeto la idea. Y me parece una opción estupenda. Aunque yo recuerdo que los reyes, el descubrimiento de la realidad no me hizo perder la ilusión, ni me dañó ni nada. Otras cosas si lo han hecho. Y de adulta. Pero creó que es un poco exagerado pensar en ello como que marca tu vida. De todas formas todas las posturas son geniales en la tolerancia y el respeto. Y sin radicalizarlas.

  22. Me agradado leer el artículo, porque creía que yo era el único que pensba igual. Aún así, me he enfadao conmigo mismo, porque durante 7 años he mantenido esta mentira con mi hijo por no enfrentarme a l familia y a la sociedad

    • Es normal, ante este tipo de cosas creo que muchos padres se pueden sentir identificados contigo. Piensa que lo has hecho lo mejor que has sabido.

  23. Mis bebés aun son pequeños pero desde que estaban en el vientre tome la decisión de no envolverlos en esa historia, no porque no quiera que tengan ilusiones pero veo que con frecuencia al ver a una Santa que todo lo puede piden cosas cada vez más complicadas para la economía de los padres quienes hacen de todo por complacerlos para que al final un viejo panzon se lleve el crédito y los niños no valoren el cariño ni el esfuerzo y al final ni los regalos que al cabo si se dañan “santa” les traerá más el próximo año,yo pensé en plantearselos de esta manera ya que somos católicos, es el cumpleaños de Jesús y todos llevamos dentro un poco de él por lo que para festejarlo todos intercambiamos regalos, aun no me llega el momento pero así me gustaría que lo aprendieran

  24. En mi opinión no es mentir sino alimentar la fe y la esperanza obvio que el gusto por recibir un juguete bajo el árbol o al lado del nacimiento va a ir desapareciendo pero no la fe y la esperanza de pedir algo y esperar a que se cumpla yo tengo 35 años y todavía le pido a los reyes magos algo y me lo conceden porque creo en ellos no en su magia de aparecer juguetes sino en algo más grande y milagroso..

  25. Hola! Estoy totalmente deacuerdo, yo tengo una niña de siete años y siempre a sabido que somos nosotros (su papás, abuelos y ti@s) los que le compramos los regalos, nunca le inculcamos la creencias Santa, ni los reyes, además que no pertenecemos ni profesamos ninguna religión, la educación por la optamos es estrictamente basada en valores. Decidimos desde el prncipio ser congruentes con nuestra forma de pensar al educarla. Y ante todo le hemos enseñado el respeto al derecho de los demás que no piensan igual, asi que cuando se topa un nin@ que si cree en todas esas fantasias se limita a quedarse callada porque sabe que debe de respetar otras formas de pensar. Hasta el momento vamos por buen camino pero no hemos tomado con gente poco tolerante que nos cuestiona mucho, dado que no concuerdan con nosotros y creen tener el derecho a decirnos que no estamos haciendo lo correcto claro bajo sus propios estandares.

  26. Tengo 3 hijos de 8-5-1
    Desde que nacieron decidimos con mi esposo decirles siempre la verdad.
    Siempre han sabido que papa noel no existe. Y a pesar de eso la navidad les hace muchísima ilusión.

  27. Gracias Pilar por tu información, me parece muy interesante y estoy totalmente de acuerdo con estos papas. Mi hijo tiene 5 años y desde entonces he tenido esa intención, pero el ir en contra de la sociedad y más que nada por ellos (los pequeños) me he detenido. Pero creo q es mejor decirle la verdad ahora, a esperar q este como la niña, ya que creo q pudiese ser más fuerte la impresión… Y los tiempos no están para q los hijos no confíen en sus papas…

    • Pues esa era mi intención, trasladar a la gente esta experiencia para que sepa que, si quiere, se puede hacer así.

      • Mis padres me contaron de pequeña que eran ellos los que dejaban los juguetes, y yo no lo recuerdo pero por lo visto me enfadé con ellos y les llame mentirosos…no recuerdo que fuese un trauma, pero si recuerdo la sensación de ser diferente y rechazada por la mayoría de otros niños de mi entorno, creo que se notaba que recibía otro tipo de educación… A mi hijo mayor (la pequeña solo tiene dos añitos) le conté la verdad cuando me preguntó con cuatro años, y le sigue encantando la navidad… Pero intento que se relacione con niños que reciben una educación basada en el respeto y la confianza, para que encuentre iguales y no sienta bichito raro

  28. Pues pienso que, cuando son muy pequeños, no está mal seguir con esa ilusión/fantasía. En cierto sentido, tú misma justificas eso mismo, o ¿acaso creer en duendes, dragones y hadas es más “sano”? (Siempre pueden creer en los duendes, los dragones o las hadas, hay adultos que también lo hacen, es una cuestión de creencias)
    Con nuestro hijo seguiremos la parafernalia del Olentzero y los Reyes Magos. Tiene dos años, cuando sea más mayor y pregunte, le diremos la verdad. Pero mientras tanto, mantendremos esa fantasía. A mí me sucedió igual y no tengo ningún reproche que hacer a mis padres: fui y sigo siendo feliz, me encantan las navidades aunque no celebre nada religioso, simplemente, el hecho de haber llegado al final del año, llegar a comenzar otro, tener a mi familia y a mis amigos, ¿hace falta otros motivos?

    • No digo que no sea sano creer en los reyes oque se menos sano que creer en duendes. Lo que no es sano es contarles a los niños que los regalos se los traen esos seres.

  29. Para mi esposo y yo… y de alguna manera en toda la familia…no surgió el tema de Papá Noel. Mi hijo sabe q recibirá regalos, que pasaremos en familia…. una noche especial. Le explique lo que es la Navidad real, de donde viene. Y él la verdad q no indgó mucho en el personaje de Santa. Nosotros estamos contentos porque fue natural, como debe ser. No hubo un conflicto interno entre decirle, no decirle o que decirle.

  30. Mis padres jamas me mintieron con respecto a papa noel o los reyes, desde el principio me dijeron la verdad y me inculcaron que debía respetar la decisión de otros padres al respecto y no decir nada a los demás niños, tal es asi que un día me enoje muchísimo cuando unos niños le contaron a un vecinito que papa noel no existía, me puse horrible al ver la desilusión de ese niño.
    Yo crecí normal y disfruté la navidad de la misma manera que el resto, recibía regalos y sabía el limite en los regalos que pedía ya que los que los compraban eran mis padres. Ahora me encuentro en una situación complicada porque tengo una hija a la cual no le quiero mentir pero mi esposo si quiere crearle la ilusión por lo que tendré que ser parte de la mentira. Ahora es muy chica pero ya vere que hacer a medida que crezca.

  31. Lola cendon rosales

    Yo no lo veo ni bien ni mal…eso si la razon me parece un poco incoherente…ya que no me creo que ningun padre no mienta en algo a sus hijos…pretender no mentir a un hijo es algo muy dificil…
    A veces hay que mentir para que un niño no sufra y esperar a que sea adulto para que la realidad no dañe demasiado su estado emocional…lo de los reyes…pues la verdad…es una ilusion muy bonita…pero que cada padre como el hacer la comunion…o ir a colegios de pago…es libre eleccion…

  32. Yo Melo estoy planteando…. Tengo una peque de 2 años y medio…. Y no me gusta mentirle en nada!!!!!! No me parece coherente! Estoy totalmente de acuerdo en la forma de hacerlos de estos papis que cuentas, me encanta la Navidad! Y seguir todas las tradiciones….! Però lo de mentir…. Montar una història!!! No me gusta nada la idea….! En mi entorno sólo yo pienso así…! Y me resulta un poco complicado… Però yo es q aún recuerdo el chasco q me llevé cuando lo supe…. ” me habéis mentido!!!! Y vosotros me deciais que nunca me mentíais!!! ” eso fue lo q les dije a mis padres y me puse a llorar!!!!

    • Pues yo te animo a que hagas lo que crees que tienes que hacer, sea lo que sea.

      • Muy bueno el artículo! Vaya por delante que estoy de acuerdo en no mentir a los niños, quiero ser padre (esperemos que pronto den sus frutos los intentos) y me estoy haciendo un esquema del tipo de educación que quiero dar a mi hijo. Aunque quiero poner mi punto de vista a algunas cosas solo para aportar y enriquecer el debate.

        A mí sí me ha parecido exagerado jajaja, lo de aprovecharse de la inocencia, básicamente porque para aprovecharse el aprovechado saca algo beneficioso de aquel del que se aprovecha y en este caso es justo al contrario, se les habla de los reyes pero eso solo les reporta magia e ilusión y una procedencia mágica de los regalos (ojo, cosas todas que también pueden tener sin la mentira). En lo que menos estoy de acuerdo es en lo de la “tragedia” al romperles la ilusión, y creo que el error está en la parte de “aun no conozco una forma de decirle a un niño que los Reyes son los padres”. Yo me pregunto ¿y por qué habría que decírselo?

        En mi caso un grupo de vecinos se disfrazaban e iban por las casas, hasta que un día até cabos con la ropa que había llevado esa tarde el padre de mi amigo. Descubrí por mí mismo a los reyes y nunca supuso ni un momento de tristeza. Para mí ese sería el 3er enfoque para los padres que quisieran mantener lo de los reyes, dejar que los niños lo descubrieran solos.

        A día de hoy soy maestro de primaria y lo cierto es que no veo dramas ni opiniones negativas de los niños al descubrir lo de los Reyes. Hoy los hemos tenido en el cole, qué locura jajaja.

        Me ha encantado la comparación con la Semana Santa, se mantiene la tradición y se vive con pasión e ilusión pero sin necesidad de hacer creer a los niños que cristo está presente y sufriendo y muriendo. Se podría hacer lo mismo con el tema Reyes. Al menos así quiero hacerlo yo con mi familia, como la familia que presentas en este artículo.

        Un saludoo!!

        • Gracias yo tambien sola descubri la verdad. Y pregunte y no tengo traumas.
          Soy feliz y quiero que mis hijos vivan y difruten la magia. No el consumismo.
          Ademas, mi hija de una o otra manera quiere sentirlo y vivirlo.
          Como conte anterior mente le explico de una o otra manera la verdad y no quiere romper la ilucion. Quiere disfrutar la magi de todas las fechas.
          La amo y respeto.

    • Lourdes es dificil cuando el entorno no te ayuda. Si es lo que sentis… vos hablale con la verdad q tu hijo… y los demas que fabulen con Santa. Vas a ver que tu hijo va a saber manejar las dos historias sin problemas.
      Mi hijo tiene 4 años y medio, y hay tias que le dicen de Santa… y que regalito te va a traer y ponen todas las espectativas…. y él les contesta muy natural, habla de lo que nos pidio y listo. Cero historia… vos decile lo que te parezca. La Navidad se vive linda, cuando la gente que tenes alrededor la pasa bien. Hay chicos que esperan a Santa y otros esperan a las 12 solo para abrir los regalos… la expectativa la vivien igual. Saludos!!

    • Yo siempre supe que eran mis padres o mis familiares los que traían los regalos y no recuerdo haber tenido desilusiones. Siempre está la sorpresa de que te van a obsequiar, e hecho lo mismo con mi hija que ya tiene 5 años y también para ella ha sido normal. También creo que es bueno contar el porque se dan regalos en esta fecha con una pequeña historia,eso le da el toque mágico de la fecha.

    • Hola, mi esposa y yo tenemos 4 hijos y al igual de la pareja que mencionan no nos gusta mentirle a nuestros hijos asi que con el primero desde pequeño les explicamos la tradicion y creencia de los demas, el respeto que debe tenerles que el se forme su criterio con el tiempo, los cuatro saben que son opciones y en lo personal no puedes enseñar a no mentir con mentiras, me funciona muy bien con cuatro asi que tambien te animo a hacerlo, saludos.

  33. Totalmente de acuerdo en no mentir, me ha dado mucha pena la niña del vídeo… Que la cataloguen de “adulta”, con buena intención claro, pero es muy extremo pasar de la inocencia a ser cómplice del engaño de un día a otro…
    Me ha encantado este post, porque creo que se malinterpreta mucho desde la visión adulta la ilusión de la Navidad. Como dices, se puede celebrar igual, y la magia no se pierde por no creer en los Reyes. Los niños imaginan muchas cosas y tienen un mundo de fantasía hermoso, sin necesidad de hacerles creer nada. Saludos!!

    • Me alegro de que te haya gustado. Realmente la única diferencia es saber la procedencia de los regalos, todo lo demás puede seguir igual, evitar la mentira supone educar en la confianza. Recuerdo que alguien me comentó que cuando su hijo descubrió “la verdad”, estuvo un tiempo manifestando abiertamente su desconfianza hacia sus padres. ¿No es lógico?

  34. Así que la ilusión se pierde de otras formas…

  35. Me ha encantado Pilar, ya cuando yo era pequeña unos amigos de mis padres lo hicieron con sus hijas. Creo que es una ilusión sana como todo, dándole una importancia moderada y creando ilusión alrededor de estas fechas.
    yo cada día intento que mi hija mantenga la ilusión procurando que sea conociendo un mundo real, mantiene la inocencia respecto a los regalos navideños pero no lo disfrazo demasiado. Con 5 años que tiene ahora se ilusiona por todo y evidentemente se frustra muchísimo, voy trabajando esas emociones como puedo dejando, al azar y a la magia lo menos posible.

    • Yo misma crecí son ninguna de las “mentiras” típicas. Mis padres me explicaron todas las celebraciones religiosas y todas las historias. Esta es una más. Ellos son periódicamente ateos y es lo lógico es una educación así. Lo que me parece confuso son los padres que, sin inculcar religión si inculcan la historia de los reyes magos como si fuera cierta ella sola entre tantas otras.
      En fin, que con este tema he tenido infinitas “discusiones” y resumo que la gente teme no jugar al nuevo dominante de la mentira de los reyes magos x ignorancia. Creen que el niño pierde la ilusión cuando es todo lo contrario. La alarga en el tiempo y la vive de un modo más sano xq no se pega 3 años escondiendo que sabe la verdad x miedo y sobre todo, no tiene que perderla un día. Y también porque, x falta de imaginación,se piensan que como padres se perderán su parte del juego y eso tampoco es así. Yo recuerdo mil noches intentando pillar a mis padres… Era una niña!! La imaginación y la ilusión les salen naturales! Me montaba mis películas, ja ja ja
      Ahora querré soy madre choco con un muro. Nadie que entender mi postura. La mitad de mi familia quiere mentir a mi hijo. Qué hago?

      • Defender tu postura y punto de vista. Lo complicado de estos temas es precisamente el hablarlos con los demás adultos (llenos de prejuicios, intolerantes e irrespetuosos la gran mayoría), hazles entender que tu estás viendo por el bienestar de tu cría y no por el de ellos.

      • Tu eres su madre si tu crees k es lo mejor pa tu hijo tienen k respetarte!! Aúnk entiendo tu frustración, es complicado cuando la sociedad lo ve incorrecto, x falta de información pero no está aceptado socialmente…

      • Ya… es una de las múltiples consecuencias que puede tener tu postura. Yo creo, volviendo al caso expuesto, que ellos han hecho lo que creían que tenían que hacer. Seguro que se han tenido que enfrentar a este tipo de cosas y finalmente, están muy satisfechos con su decisión. Lo mejor es hacer lo que uno quiere hacer, lo que te hace sentir bien en el proceso de educar y relacionarte con tu hijo. Si no mentirle es importante para ti, aplícalo. Gestionar las situaciones con naturalidad siempre hace que todo fluya. Esperar a que tu hijo te pregunte puede ser un buen momento para planteártelo. Mientras tanto, naturalidad y coherencia contigo misma.

    • ¡Me alegro mucho de que te haya gustado!

  36. Un 10 para estos padres. Le enseñan más ilusión y magia a la niña, porque se ilusiona igualmente sin tener que ser una ilusión falsa, sino que la crea ella misma desde la verdad. Aprender a ilusionarse desde uno mismo en lugar de ilusionarse por cosas falsas, como la gente que se va de compras compulsivas para llenar un hueco en su alma, eso es falso. La ilusión viene de dentro, no de fuera. Me ha encantado. Un 10 para éstos padres.

    • ¿A que sí? ¡Que todo el mundo se entere de que hay maneras diferentes de hacer las cosas!

      • Mi hijo mayor desde pequeño no entendía porque a lo niños más pobres no les traían regalos y a los que tenían si, nunca le cuadró bien la historia el es un niño muy sensible, ahora de 10, me dijo mamá dime la verdad son ustedes Santa y Los Reyes?, le dije simplemente que si, y si vi su carita como de alivio, me dijo, ya lo sabía desde siempre y sigue viviendo el espíritu navideño de manera hermosa, es el más entusiasta en la familia! ahora me ayuda a encontrar los presentes de su hermano pequeño, que es más ingenuo que él a la misma edad! Me gustó mucho el blog y ver que hay muchas maneras de pensar, que respeto y acepto, estoy segura que no pasará nada con el más pequeño si se entera y será más conscientes del esfuerzo de nosotros sus padres hacemos por darle los presentes y que piense en otros niños menos afortunados que no reciben absolutamente nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *