Me preocupa que mi hijo de dos años pueda estar mintiendo.

Ésta es la consulta que me hizo una madre la semana pasada. ¿Puede estar mintiendo? Y si miente, ¿qué debería hacer?

A esa edad no hay una noción clara de qué es realidad y qué no. De hecho hasta las 6 años su mundo de fantasía puede estar muy mezclado con la realidad y eso puede provocar que falten a la verdad sin ser conscientes de ello. En este vídeo,  por ejemplo, pasa esto mismo.

Además, con 2 años, el lenguaje está empezando a instalarse y no puede haber mentira sin lenguaje, así que el niño aún no puede mentir.

No debemos olvidar que mentir no es no decir la verdad sin más, ya que podemos decir algo que  no es cierto sin saber que lo estamos haciendo.

El factor clave para diferenciar si un niño está mintiendo o no es que exista la intención de engañar.

Vuelvo a repetir que esto en un niño de 2 años no se puede dar.

Existe una teoría, llamada de la mente, en la que se explica que llegada una edad, es cuando los niños son conscientes de que la información que tienen ellos, no la tienen los demás. Pero hasta ese momento, posterior a los dos años, no pueden ni siquiera intentar mentir porque no saben que se puede. En el siguiente vídeo nos podemos encontrar con dos niños de edades diferentes que se relacionan con la verdad de dos formas diferentes.

¿Y si le pregunto si ha tirado su juguete al suelo y me dice que no cuando he sido testigo de lo contrario? Está aprendiendo a ser, a expresarse, a relacionarse, el nombre de las cosas, de las acciones, empiezan a probar con el “no”, a ver qué significa eso…

Por probar...

Por probar…

Creo que es importante recordar de vez en cuando que no es una buena aliada en la educación de los hijos la presunción de culpabilidad. Presuponerles malas intenciones siempre va a provocarnos que nos tomemos las cosas de forma personal y perdamos el control de la situación con mayor facilidad.

Así que espero que estos consejos os sean de ayuda:

  • No pierdas la calma cuando tu hijo te dé una explicación obtusa sobre su comportamiento.
  • No apliques una consecuencia negativa, porque no es dueño de lo que está haciendo.
  • Sí le puedes decir que sí ha sido él quien ha tirado el juguete al suelo. De hecho, debes decírselo porque es de esa forma como aprenderá a situarse en el mundo y sabrá lo que es la realidad y lo que no lo es.
  • Si quieres que en un futuro no empiece a mentir deliberadamante, actúa con honestidad dando ejemplo y trata de no mentirle nunca.
  • Otra respuesta posible a preguntas como “¿por qué has hecho esto?” sea “no sé”. Este tipo de respuestas está bien que no sean ignoradas. Si los niños se acostumbran a desresponsabilizarse de sus conductas, tomarán esta respuesta como costumbre. Aunque a esta edad no hay que ser demasiado estrictos con esto, sí es bueno transmitirles que sí lo tiene que saber puesto que lo ha hecho él. Pero como digo, esto es algo a incidir quizá un poco más adelante.

 

Marcar como favorito enlace permanente.

Un comentario

  1. Pingback: La violencia genera más violencia: 5 expertos te explican qué pasa si pegas a tu hijo - Educación Emocional y Coaching Educativo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.