¿Llevas la mochila de tu hij@?

Si la respuesta es sí, quizás te estés convirtiendo en un hiperpadre.¿Y qué es eso? Si no sabes la respuesta, es normal, es un término que ha acuñado por Eva Millet, que ha escrito un libro con el título “Hiperpaternidad. Del modelo mueble al modelo altar”.

Hay que ser algo más que padres y madres en la vida.

Hay que ser algo más que padres y madres en la vida.

¿Qué significa? Es la forma de educar que tienen algunos padres basada en la sobreprotección y en hacer a sus hijos el centro de su vida.

¿Por qué pasa? Porque la sociedad está evolucionando hacia un modelo de educación con miedo a decir que no, a frustrarlos, a traumatizarlos… Vivimos en un mundo saturado de competencia, queremos evitar todo tipo de males y/o fracasos de nuestros hijos previéndolos con un exceso de control por nuestra parte que acaba agotándonos y gastando nuestra paciencia antes de tiempo. El ritmo de vida, el estrés, las prisas, también contribuyen a que se den estas dinámicas familiares. La falta de tiempo para no hacer nada, el pánico ante los huecos en el calendario de “hoy no tenemos ningún plan”.

¿Cuáles son las consecuencias para l@s niñ@s?

  • Falta de autonomía.
  • Falta de autoestima.
  • Dependencia.
  • Fragilidad
  • Baja tolerancia a la frustración.
  • No desarrollo de resiliencia.
  • Inseguridades.

¿Cómo actúan los hiperpadres?

  • Llevan las mochilas de sus hij@s.
  • Se preocupan de la tarea que den llevar al colegio.
  • Repasan sus trabajos antes de que los niñ@s los entreguen.
  • Dicen frases como “mañana tenemos examen”.
  • Organizan la vida de sus hij@s.
  • Están obsesionados porque su hijo reciban la mejor educación (precozmente en muchas ocasiones).
  • Cuestionan las decisiones de l@s maestr@s.
  • No incluyen a l@s niñ@s en las tareas domésticas.

11407083_10153417248837640_5339282189818292504_n11401535_10153417248907640_6544956318855926898_n11217179_10153417248927640_7557805820379596298_n

Educando valores.

Hay muchas cosas que ya pueden hacer.

1510033_10153417248817640_3411029092642287299_n

Educando valoes

No importa que no las hagan perfectas.

¿Cómo remediarlo?

  • Haciendo menos caso a l@s hij@s. Sobre todo, dándoles menos protagonismo en las decisiones del día a día, justificándote menos si la merienda que le has hecho temes que no va a ser de su gusto para evitar que te monte una escenita.
  • Que no interrumpan tus conversaciones.
  • No colgar fotos en las redes sociales de tus hij@s para evitar su narcisismo.
  • No compararlos (aunque sea mentalmente) con otros niños. Cada uno lleva su ritmo y eso es estupendo.

Marcar como favorito enlace permanente.

3 comentarios

  1. Pingback: Las peleas entre adultos en los partidos de fútbol infantiles: algo habitual.

  2. Hola Pilar, quería agradecerte que me aconsejases comprar el libro ” Hiperpaternidad”. Me está encantando, es muy aconsejable.
    Por otro lado, viendo las tareas que deberían hacer los niños, se me ocurre una duda. Para comenzar sería muy descabellado ofrecerles algo a cambio de por ejemplo, doblar las toallas? Es decir, premiarles con algo? Más que nada, es que no sé si mis hijos así de pronto, van a ponerse a realizar las tareas del hogar sól oporque les explique que ya tienen edad para realizarlas.
    Gracias por tu respuesta.

    • Hola Cristina, gracias por tu comentario, es interesante la pregunta que planteas. Cuando queremos instalar una nueva conducta, hay que facilitárselo a los niños y una forma para hacerlo, es premiándoles. Eso sí, tienes que venderles la idea de que hacer esas tareas, no es sólo porque tengan edad para ello. Sino que además, les propones que hagan eso porque confías en ellos, porque crees que pueden, tienes que reforzar el hecho de que lo intenten, aunque no les quede perfecto. La recompensa natural de la responsabilidad (hacer tareas), es la libertad (que les permitas hacer cosas que hasta ahora no podían porque te parecía que eran pequeños). Ya nos contarás cómo te va, un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.