Qué pocas cosas bonitas nos decimos…

Hace un tiempo intenté montar un jueguecito de estos de facebook con el objetivo de subirnos un poco la moral, aunque no tuvo mucho éxito… Bueno, quizá mis expectativas eran demasiado altas y no fue todo lo viral que me hubiera gustado. El caso es que a mí me hizo sentir bien. Lo acompañaba de esta imagen.

sigue leyendo