¿Te puede salir un hijo skinhead por muy bien que lo eduques?

Esta cuestión surgió el otro día en una escuela de padres y madres que imparto. Yo es que el término de que un hijo te pueda “salir” de una forma o de otra… no lo acabo de ver.

Quizá me posiciono en una postura muy extrema. Quizá soy demasiado vehemente defendiendo la educación. Quizá, si no fuera así, no podría dedicarme a esto.

Una buena educación prepara para la vida.

Una buena educación prepara para la vida.

Me aferro fuertemente a que la educación, en la que englobo no sólo la que se da dentro de la familia, sino lo que se recibe en la escuela, lo que transmite la sociedad, tiene un fuerte poder en el desarrollo del ser humano.

No creo que seamos 100% fruto de nuestros contextos. Pero sí un 75.

Y como sobre esto se ha escrito mucho, cada uno podemos tener la opinión que queramos.

Pero, puestos a escoger, os invito a que compartáis la mía. ¿Por qué? Porque nos da PODER.

Poder transmitir unos valores. Poder modelar. Poder influir. Poder reorientar. Poder encaminar.

Y cuando hablo de poder, es un poder respetuoso. No un poder que se ejerce a la fuerza. No de autoritarismo. No de violencia u agresividad verbal o física.

Poder, porque los padres y madres sois las personas más importantes en la vida de vuestr@s hij@s mientras están creciendo. Sois su referente. Sois su guía. Sois lo más grande. Entienden la vida a través de lo que vosotr@s les decís, lo que les contáis, lo que hacéis.

Aunque no os lo parezca.

Pero, claro, seguro que alguien puede pensar en algún caso en el que se ha hecho mucho por un chaval y finalmente esa buena educación no ha dado resultado. Y yo pienso que probablemente se ha hecho mucho, todo lo posible. Pero es que la tarea de educar no es nada sencilla. Y a veces pensamos que lo estamos haciendo bien y nos estamos equivocando.

En posts anteriores lo he nombrado. Amor, cuanto más incondicional, mejor. Y límites. Límites con amor, razonables, entendibles. Con sus consecuencias. Y mucho tiempo con ell@s. Y mucho hablar. Y mucho escuchar. Así, en general.

Un artículo que escribí para el Heraldo Escolar.

Un artículo que escribí para el Heraldo Escolar.

Y como fórmula mágica, no sirve mucho. Porque para cada situación hay que aplicar una cosa u otra. Pero bien aplicado, funciona.

Que también existe el caso de chaval@s que no han tenido el tipo de educación que nombro como “buena” y que sin embargo han desarrollado valores y son “buenas personas”. Aunque no conozco a ninguno personalmente, puede pasar. Es mucho menos común y no tengo mucha explicación para ello.

Me parece un buen tema sobre el que profundizar en otro post. Estaré encantada de que me iluminéis con vuestros comentarios.

Marcar como favorito enlace permanente.

5 comentarios

  1. Yo, madre de tres criaturitas (13, 10 y 8), creo firmemente en lo que expones y tal como lo explicas. Hasta ahora, me está dando un resultado muy satisfactorio que reafirma mi creencia y me motiva más.
    Muchas gracias por artículos tan estupendos como este.
    Un saludo,
    Azahara.

    • Muchas gracias por tu experiencia y por apreciar mi trabajo. ¡Qué bien sienta saber que estas pequeñas herramientas le son útiles a la gente!

  2. Kitty Vásquez Z

    He leído y pienso que educar con cariño y sobre todo con amor nos da mayores posibilidades de que los resultados sean los mejores, sinembargo, Encuento en el titulo un error grave, porque claramente usted no sabe que es un “skin head” y no conoce nada al respecto refiriendose a todos ellos como sí fuera malo. Sí el temor es que sean “NEO NAZIS” Que desde luego es una amenaza para cualquier sociedad debería presentarlo de la manera correcta. Como persona y mas aun como maestras debemos evitar hablar sin antes conocer. Estudiar bien el significado nos permite hablar con propiedad y sobre todo llevar el mensaje adecuado a los padres y a quienes nos leen.

    Con mucho cariño y respeto por nuestro trabajo.

    • Me resulta bastante latoso tener que responder comentarios como éste. Tener que perder tiempo en justificar algo que he escrito cuando realmente no es importante si a lo que me refiero es a skin head o a neonazi. No va de tribus urbanas el post, sino de educación. A buen entendedor, pocas palabras bastan. Mejor nos iría si en lugar de desperdiciar energía con estas cosas sin importancia, la invirtiéramos en unir fuerzas e ir al grano.

  3. Pingback: ¿Te puede salir un hijo skinhead por muy bien que lo eduques?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.