Las consecuencias de que no haya consecuencias

Para quienes no están de acuerdo con aplicar consecuencias, este artículo.

sigue leyendo

Yo escribo todos los días

Algo tan básico como coger un boli y ponerte a escribir tiene un poder, que si no lo has probado, no te lo puedes imaginar.

sigue leyendo

¿Quieres que tus hij@s te tengan miedo?

Imagino que la respuesta sería que no… O que depende… Porque, si dices que sí… ¿Qué clase de p/madre serías? No te juzgues… Es normal usar una dosis de miedo para educar, aunque no es bueno.

sigue leyendo

¿Cómo se piensa bien?

En castellano, lo de pensar bien, se asocia a confiar, en contraposición al “piensa mal y acertarás”. Pero yo lo entiendo como los actos de pensamiento que son constructivos. En contraposición existen otros que son destructivos.

sigue leyendo

El buen “autotrato” es la clave para mejorar la autoestima

En el valle de Roncal me han abierto sus puertas de par en par y este año he dado allí de dos cursos. (¡Aprovecho para daros las gracias!)Uno de ellos para padres y madres y otro para adult@s, para que aprendan a gestionar sus emociones. Hacía tiempo que no daba uno de estos últimos y me doy cuenta de que lo echaba de menos. Porque no dejo de aprender.

sigue leyendo

Algo que te incomode no tiene por qué ser un problema

A veces metemos todo lo que nos desagrada dentro del mismo saco: el saco de los problemas. Pero no tiene por qué ser así. Hay quien define la palabra problema como todo aquello que no se adapta a sus expectativas. Pues bien, aquí hay una forma de rebajar la cantidad de problemas que puedas tener: haciendo tus expectativas más realistas.

sigue leyendo

Ser permisiv@ no es una forma de dar amor

Lo puede parecer, pero no lo es.

sigue leyendo