Se me olvida que me voy a morir

Nos morimos. La gente se muere. Se muere mucho. Muy cerca. Bastante joven. Y en poco tiempo.

En cosa de menos de dos meses, han llegado a mis oídos cuatro historias de cuatro personas jóvenes que en una semana, les han detectado alguna enfermedad y han muerto. A uno de ellos en menos tiempo, un ictus.

sigue leyendo

Desmontando el arrepentimiento

El otro día me comentaba una persona cercana a mí que se encontraba un poco mal, “plof” según ella, imagino que decaída, desanimada y algo triste, porque se arrepentía de no haber estudiado “en su día”. Lo pongo entre comillas porque aunque puede ser más favorable hacer las cosas en un momento determinado, no hay un solo momento para cada cosa en la vida.

sigue leyendo