Se me olvida que me voy a morir

Nos morimos. La gente se muere. Se muere mucho. Muy cerca. Bastante joven. Y en poco tiempo.

En cosa de menos de dos meses, han llegado a mis oídos cuatro historias de cuatro personas jóvenes que en una semana, les han detectado alguna enfermedad y han muerto. A uno de ellos en menos tiempo, un ictus.

sigue leyendo