Y a ti, ¿cuándo se te ve el plumero?

La palabra ego la tenemos incluida en nuestro lenguaje cotidiano, pero como otras tantas del mundo del comportamiento, muchas veces no se usa adecuadamente.

sigue leyendo