Pequeñas cosas que previenen terribles consecuencias

Este verano he estado compartiendo muchos posts y vídeos relacionados con la educación emocional. He observado cómo hay una resistencia muy potente a la hora de cambiar según qué hábitos que no son nada respetuosos, bien con l@s hij@s, bien con sus pregenitor@s.

sigue leyendo

La buena educación no nos ha hecho nada felices

El otro día, pensando sobre la asertividad, me di cuenta de que muchos de los comportamientos que hemos llamado “de buena educación” acaban creando seres pasivos, frustrados e hipócritas. Ya sé que empiezo un poco a lo bestia, pero es que… no es para menos. Otros no eh, los que se basan en el respeto y en la cordialidad, no. Como los de esta cafetería de Girona, éstos me encantan…

sigue leyendo