¿Sabes qué pasa si mezclas objetivos, expectativas e idealización?

Pues que tienes una buena ración de frustración, desilusión y decepción.

sigue leyendo

Pasarlo mal por tus hij@s es malo para tus hij@s

Pero además no te sientas mal por sentirte mal eh, ¡que nos conocemos!

sigue leyendo