¿Sabes que puedes escoger entre sentirte víctima o no?

El quid de la cuestión está en cómo te cuentes las cosas que te han pasado. Os pongo un ejemplo de algo que me pasó a mí:

sigue leyendo

Y tú, ¿perdonas u olvidas?

Se nos ha planteado siempre esta dicotomía como única forma de reaccionar ante los agravios. Pero desde la inteligencia emocional, no es correcto.

sigue leyendo

Me alegro de no haber sido tan buena

Mi niñez no fue feliz. Tampoco desgraciada. Tengo excelentes recuerdos de ella a la vez que otros muy desagradables.

Quienes hemos hecho un trabajo personal, solemos desmontar el mito de la infancia feliz. Aunque a veces, demasiado.

sigue leyendo

¿Corto la relación con mis padres para que no me hagan daño?

Aquí os dejo la consulta y mi respuesta sobre cómo gestionar la relación con los padres cuando somos adultos.

“Quería saber si es conveniente cortar del todo la relación y alejarse de tus padres cuando la relación esta haciéndote daño y no la puedes arreglar. El tema es que me separé y fui a vivir a un piso vacío suyo pagando gastos y un alquiler simbólico. Eso les dio derecho a tratarme como si tuviera trece años con normas y críticas continuas. Me decían continuamente que ésa no era mi casa y que me buscara una casa donde vivir… Muchos enfados… Hasta que ya ni cuando nos veíamos de vez en cuando podían mostrar alegría, siempre broncas y normas y críticas hacia mí. sigue leyendo

Digo que no menos de lo que querría

Lo admito. Soy consciente. Creo que lo hago porque sigo dependiendo de la aprobación ajena más de lo que me gustaría. Y sé que la base está en la autoestima. Estoy en ello, trabajándomela, pero al igual que las relaciones hay que cuidarlas, la que tenemos con nosotros mismos, también.

sigue leyendo